Podría decirse que la pornografía empezó con las primeras representaciones eróticas de los seres humanos, aunque no podrían denominarse porno tal y como lo conocemos hoy en día en absoluto.
El sexo siempre ha jugado un papel importante en las relaciones, provoca curiosidad, deseo y esto no es negativo ni perjudicial para el ser humano en absoluto, incluso puede ser beneficioso.
La idea del porno se considera que nace en el 1800, cuando el amor por la pornografía empezó a extenderse. Las novelas eróticas habían estado en el pueblo ya en el 1600 en Francia, a pesar de que el autor de ser identificado iría directo a la cárcel. La primera novela pornográfica en idioma inglés, “Memorias de una mujer del placer” no se llegaría a publicar hasta 1748. El autor se las ingenió para cubrir la bisexualidad, el voyeurismo, el sexo en grupo o el masoquismo, ante una sociedad con actitud muy reservada (al menos públicamente) hacia el sexo.
En 1969, Dinamarca se convirtió en el primer país en legalizar la pornografía hardcore, y pronto comenzaron a producirse películas argumentales con escenas sexuales, a menudo con un carácter cómico, como en “Bordellet” (1972) y “I Jomfruens tegn” (1973), protagonizadas por actores generalistas y normalmente no calificadas como películas porno, a pesar de incluir alto contenido sexual.
Hoy en día, el porno ya no es un misterio, y el principal mercado se mueve al calor de las nuevas tecnologías, la venta de revistas y los juguetes sexuales.
Si la vida fuera como una película porno nunca se entregarían paquetes, recibirás la leche, educación o pizza, pero de que todos estaríamos ejercitados y satisfechos no habría duda. No es malo ver pornografía, es una buena idea para compartir con tu pareja.

 


Hoy todos podemos tener más placer y evitar en enfermedades.

Único gel lubricante antiséptico íntimo.

Para conocer más acerca de nuestro producto da clic aquí www.aqa7.com

porno

Published by

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *