Se suele pensar que bajo los efectos del alcohol somos más propensos a disfrutar más o experimentar cosas más agradables.

Cuántas veces no hemos escuchado algo parecido: “Con unos traguitos o copitas disfrutaré más el sexo”. Si bien es sabido que, como decía William Shakespeare “el alcohol despierta el deseo sexual, pero impide su consumación” algunas veces hemos pensado que el alcohol nos puede ayudar a ponernos más calientes, pero créanme el sexo y el alcohol no son los grandes amigos.

Claro que el alcohol puede ayudarnos, pero solo a desinhibirnos, porque nos ayuda a calmar los nervios o la ansiedad que nos causa el saber que vamos a tener relaciones; aunque eso no significa que es necesario tomar alcohol antes de hacerlo, porque ocasiona disminución de la respuesta sexual tanto en el hombre como en la mujer.

Al consumir demasiado alcohol, el organismo se deshidrata por lo tanto los hombres no pueden conseguir una erección, debido a la reducción del volumen en la sangre. En las mujeres también surge deshidratación y por lo tanto fatiga, se dice que esto ocasiona resequedad vaginal, por lo tanto al penetrar se corre el riesgo de sufrir dolor.

Y por ultimo y lo más lamentable, si realmente estás muy caliente olvídate de los orgasmos, es casi nula la posibilidad de que llegues a tener uno, puesto que las mujeres al consumir alcohol se tardan demasiado en llegar al clímax, y qué decir de los hombres si a primera instancia sufren de supresión de la erección.

Así que de qué te sirve que estés con tanto deseo sexual si no vas a disfrutar ni llegar al clímax.

 

 


Hoy todos podemos tener más placer y evitar en enfermedades.

Único gel lubricante antiséptico íntimo.

Para conocer más acerca de nuestro producto da clic aquí www.aqa7.com

alcohol y sexo

Published by

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *