Siempre se ha dicho que cada pareja es un mundo. Sin embargo, seguimos condicionados por una idea del amor moldeado con atributos de uso general: disfrutado en convivencia permanente, monógamo, sexualmente activo y destinado a procrear. La periodista Helen Croydon, autora del libro ‘Que le den al cuento de hadas: la guía de una chica moderna sobre el sexo y el amor’, sostiene que la principal razón del fracaso de los matrimonios es que esperamos demasiado de nuestras parejas porque queremos que cumplan con “esa farsa que nos han vendido en la que todos conoceremos a una persona que nos complete y con la que compartiremos aficiones, creencias y la misma agenda social”.

 

A continuación te presentamos algunas alternativas de amor de las que se tiene noticia en la actualidad.

 

Follamigos

Quienes defienden estas relaciones están convencidos de que la amistad y el sexo pueden ser una magnífica combinación, física y emocionalmente satisfactoria, y además exenta de molestos compromisos. Amanda, usuaria de un blog de parejas, razona allí sus ventajas: “Es fantástico contar con ellos [amigos con derechos]; no esperan compromiso, no te hacen panchos si un día no quieres quedar y no tienes que planificar las vacaciones pensando en si les gustará el destino. Y esa es la gran diferencia con una pareja formal, que no hay ataduras ni obligaciones para satisfacer a la otra persona en el día a día”. Miley Cyrus lo entiende así. Antes de rehacer su relación con Liam Hemsworth tuvo dos amigovios (el término aceptado por la RAE), el actor Jared Leto y la modelo de Victoria’s Secret Stella Maxwell.

 

Asexuales

Aman con la misma intensidad, pero no necesitan la intimidad física. Eloise y Fred son buen ejemplo de ello. Se conocieron hace cuatro años y esperan seguir juntos el resto de sus vidas. “No he tenido el más mínimo contacto sexual con Fred, pero me satisface plenamente. Y yo a él”, dice Eloise. Y añade: “como nosotros hay muchas otras parejas. La sexualidad es una gran mentira”. Así lo creía Salvador Dalí (“El sexo no es para mí”, dijo y aun así mantuvo una larga y apasionada relación con Gala), lo proclama el cantante Morrissey (“No puedo imaginar mi cuerpo respondiendo a un estímulo sexual”) y según la popular web TMZ, también lo vive con discreción el actor Robert Pattinson.

 

‘Swingers’

“¿Acaso no podemos permitirnos relajar la cláusula de exclusividad de 24 horas, siete días a la semana, de nuestros contratos de compromiso?”, se pregunta la periodista Helen Croydon. Los que practican el intercambio de parejas sí lo creen. Además, según han comentado actrices como Megan Fox o Mo’Nique, es una buena manera de salpimentar la propia intimidad.

 

 

‘Otakus’

Es el nombre que reciben en Japón quienes renuncian a los amores reales por las perfectas parejas virtuales. Se trata de relaciones a través de programas informáticos que recrean su media naranja, con la que quedan a comer, van al cine y practican cibersexo. Nurika es una ‘otaku’ que en el programa This World, de la BBC, explicaba su opción así: “Con novios de verdad una tiene que considerar el matrimonio, así que lo pensaría dos veces antes de salir con un hombre en tres dimensiones”.

 

Relaciones híbridas

A uno no le interesa el sexo o se conforma con el que comparte con su pareja; el otro desea una actividad sexual más intensa. La solución es que la busque fuera de casa tras un acuerdo que suele establecer como condición que los encuentros sean esporádicos y nunca más de dos veces con la misma persona, similar al que, todo indica, establecieron hace mucho tiempo los Clinton; o al que Demi Moore ofreció, si es verdad lo que afirman algunos amigos cercanos, a Ashton Kutcher para salvar su relación.

 

Hoy todos podemos tener más placer y evitar en enfermedades.

Único gel lubricante antiséptico íntimo.

Para conocer más acerca de nuestro producto da clic aquí www.aqa7.com

Nuevas formas de amar

 

Con información de El Mundo.

Published by

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *