La película 50 sombras de Grey no va a ganar el Oscar a mejor película, pero no se le puede negar la influencia que está teniendo en la sexualidad de muchas parejas. Hablamos de ella, nos preguntamos qué es lo normal, qué es lo adecuado. Nos preguntamos como funciona la técnica de estar atado mientras tienes relaciones con tu pareja, es eso se le llama bondage.

Bondage; proveniente del término francés e inglés homónimo que significa esclavitud o cautiverio es una práctica erótica basada en la inmovilización del cuerpo de una persona.

Las ataduras pueden hacerse en una parte del cuerpo o en su totalidad, utilizando cuerdas, cintas, telas, cadenas, esposas o cualquier otro elemento que pueda servir como inmovilizador. En el marco de las prácticas Bondage, pueden utilizarse mordazas o privadores sensitivos como vendas en los ojos.

El bondage se considera también una práctica estético-erótica. Normalmente se inscribe en el contexto de dominación o de sadomasoquismo, como una praxis sexual más o como elemento ritual en ceremonias de elevación espiritual a través de éxtasis sexual producido por la inmovilización o la suspensión.

Para practicar esta técnica debes tener seguridad y confianza en tu pareja no puede obligarte a nada y si en algún momento te sientes incómodo, debes contar con todos los elementos para poder desatarte.

El placer en el bondage se encuentra en la dominación de una persona y en la entrega de la otra. La persona atada se encuentra a plena disposición de su pareja, al menos en ese momento en el que se está practicando. Lógicamente, se entiende el consenso entre la pareja a la hora de realizar esta práctica sexual, además de un elevado grado de confianza y respeto mutuo.

Y si entonces con esta explicación estas decidido a practicarlo, te damos 5 tips:

  1. Confianza: Debes tener confianza en la pareja con la que vas a practicar esto, recuerda que es una práctica que conlleva a la inmovilización.
  2. Metete en tu papel: Es imprescindible creértelo para dejarte arrollar por el placer. Cuando eres sumiso, deberás aprender a darte licencia para dejarte hacer, abandonarte a los caprichos de tu amante.
  3. Seguridad: Nunca pases una cuerda alrededor del cuello, es muy fácil que eso pueda causar ahogos o estrangulaciones; tampoco aprietes tanto la cuerda que cortes la circulación.
  4. Palabras clave: Crea un código con tu pareja, escojan algunas palabras para cuando alguien no está de acuerdo con algo o cuando quieren parar por completo.
  5. Tijeras a la mano: Instrumento que los pueda ayudar a cortar las cuerdas si en algún momento se desesperan o se sienten incómodos.

Lo más importante es usar la imaginación  no solo se trata de quedar inmovilizado, el chiste es que los dos se exciten de la misma manera con este juego.

Hoy todos podemos tener más placer y evitar en enfermedades.

Único gel lubricante antiséptico íntimo.

Para conocer más acerca de nuestro producto da clic aquí www.aqa7.com

bondage

Published by

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *