La infidelidad es vivida como una de las peores traiciones dado que, enfrenta a la pareja a atacar el vínculo relacional-afectivo que estableció y al cuál se comprometió. Podemos decir que el origen principal de la infidelidad es el aburrimiento generado por la rutina.

Hace algunos años, la única forma conocida de ser infiel era aquella que se daba a través del contacto directo y físico entre dos personas.

Hoy, en el universo llamado Internet, donde el anonimato es la carta de la victoria y en el cual las inhibiciones se derriten instantáneamente y sus fronteras borran esa línea que separa una infidelidad implícita de una explícita.

La infidelidad cibernética se da, cuando se le dedica tiempo a otra persona que no es la pareja, se da el sexo aún cuando nunca se toquen y paulatinamente el infiel se va alejando de su relación estable, a pesar, de que en muchos casos se siente satisfecho con su relación estable. En la realidad real, no en la virtual, el infiel resuelve y vive su fantasía, su necesidad sexual-emocional, muchas de las cuales no lleva a cabo con su pareja por temores e inhibiciones.

Una libertad no contemplada y la imaginación se fusionan de tal forma que la fantasía generada en una computadora es titánica. “Lo que ocurre es que las personas desarrollan la imaginación y se tienden a atraer por todo lo que traiga incertidumbre”, explica Pérez Danton, psicólogo puertorriqueño aunque recuerda que al menos una de las dos partes “tiene la intención de pasar el rato”. Este mundo virtual tan enriquecedor se convierte en “el tercero”, se establece el triangulo, situación que invade el campo de dos de la pareja. La falta de comunicación, el no desarrollo de una intimidad real motivan y ayudan a la injerencia de este “tercero” virtual.

Según informaron, esta práctica se da tanto en hombres como en mujeres que no tienen el valor de iniciar una relación de manera presencial pero buscan en la red alguna carencia en su matrimonio, por lo que comienzan viviendo una fantasía que posteriormente deriva en contacto físico que termina por disolver el matrimonio.

Aunque no se tienen cifras a nivel estado, se estima que las relaciones por internet son una situación que a la fecha lleva a la ruptura matrimonial, a lo que se debe estimar la gran cantidad de tiempo que a la fecha se le dedica a estar frente a dispositivos electrónicos, incluso más que con la propia pareja.

La mayoría de los terapeutas no tienen una idea clara de cómo lidiar con una pareja que se encuentra en situación de infidelidad cibernética; de hecho no se han generado muchos estudios acerca del tema. Existen investigaciones que relacionan la adicción a la pornografía con algunos problemas entre pareja; sin embargo, no hay nada relacionado con el triángulo amoroso entre una computadora o cualquier dispositivo y dos personas.

Hoy todos podemos tener más placer y evitar en enfermedades.

Único gel lubricante antiséptico íntimo.

Para conocer más acerca de nuestro producto da clic aquí www.aqa7.com

anorexia sexual

Published by

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *