Este nuevo reto sexual puede llevarse a cabo sola o en pareja. Lo más importante es hacerlo con calma y seguir los pasos que a continuación os desvelamos.

1. Relaja tu mente. El poder de la mente es casi tan importante como el del cuerpo, debes estar tranquila y convencida de lo que quieres hacer. Dentro de esta práctica no tienen cabida ni los convencionalismos ni los tapujos.

2. Conciencia erótica. A veces nos centramos tanto en la meta que no hacemos caso a las señales del camino. Debemos tener conciencia erótica y guiarnos por lo que sentimos, no por lo que queremos lograr. Como ocurre con la felicidad, en el placer, los grandes momentos residen en aprovechar los más pequeños.

3. Excitación erótica. El cuerpo debe estar excitado. Para ello, serán clave los besos, caricias o juegos previos.

4. Lubricante. Antes de empezar la estimulación debemos hidratar la zona con lubricante, este ayuda a aumentar el placer.

5. Estimulación del clítoris. Debemos combinar movimientos circulares, de presión y de velocidades (más o menos rápidos). La clave está en prestar atención a lo que nuestro cuerpo nos pide.

6. Penetración. Esta se hará exclusivamente con los dedos (corazón y anular) o con la ayuda de juguetes sexuales. La pelvis debe estar muy relajada y las piernas abiertas, puedes ayudarte de una almohada para elevar tus caderas. Si eliges la opción de juguetes sexuales, lo recomendable es que sean vibradores. Aquí te dejamos una galería para inspirar tus ideas.

7.Zona G. Un punto muy decisivo es estimular bien la zona G, esta se encuentra a dos falanges del interior de la vagina con dirección hacia el clítoris. Se deben realizar ligeras presiones en círculos, variando la velocidad y de manera intermitente. Esto aumentará la presión en las glándulas skene, como mencionamos, encargadas de producir el líquido eyaculatorio.

8. En el exterior. Mientras masajeamos el interior de la zona G, podemos utilizar el pulgar para seguir rozando el clítoris de forma externa.

9. Movimientos pélvicos. A medida que la excitación sea mayor, debemos mover la pelvis hacia adelante y apretar las nalgas. De esta manera, los músculos se contraen y el placer es mayor.

10. Sensación de orinar. Puede que durante el proceso tengas la sensación de orinar, no debes alarmarte,debes continuar relajada y seguir disfrutando.

Hoy todos podemos tener más placer y evitar en enfermedades.

Único gel lubricante antiséptico íntimo.

Para conocer más acerca de nuestro producto da clic aquí www.aqa7.com

relaciones sexuales

Published by

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *